lunes, 19 de septiembre de 2016

Punky Meadows - Fallen Angel - 2016 -

Punky Meadows - Fallen Angel - 
Hubo una época, en especial en los 70 y 80´s, en la cual las bandas solían editar un disco por año, inmersas en ese espiral sin final que significaba componer – grabar – girar una y otra vez.
Con el tiempo esa costumbre se fue perdiendo, un poco por la ausencia de musas inspiradoras y otra por la exigencias o decadencia de la industria que dejó de arriesgar y decidió marcar el terreno a los artistas la hora de lanzar nuevos trabajos. 
Es entonces cuando los períodos entre disco y disco empiezan a prolongarse, y no han sido pocos los artistas que han dejado un lustro en blanco a la hora de volver a registrar algo nuevo.
Si cinco años, en algunos casos parecía una eternidad, imaginemos 37, tal el caso de Edwin Lionel  “Punky “ Meadows.

Meadows formó parte de Angel aquella banda de los 70, que fuera parte del catálogo de Casablanca Records y que en su  momento se la rotuló como la contracara de Kiss, desde la imagen. De hecho cuenta la leyenda que es el propio Simmons el que los lleva al sello después de haberlos visto en una noche.Enrolados dentro de la vertiente glam del asunto, Angel mostraba una imagen andrógina y a la hora de salir a escena solían elaborar muy bien la escenografía.
Con apenas cinco discos de estudio y el infaltable doble en vivo, la banda se disuelve en 1981, después de un par de éxitos moderados para nada  masivos, pero  sin embrago, y vaya uno a saber porque, decir Angel en cierta manera es hablar de una banda de culto en los Estados Unidos. En especial si pensamos que el único integrante que tuvo cierta notoriedad fue el tecladista Greg Giuffria quién además de la banda que llevaba su nombre, formó parte de House Of Lords.
Punky, más allá de una breve participación en un olvidadísimo disco de Angel de 1999, con una nueva formación, no había vuelto a ser parte de ningún proyecto y a la hora de reaparecer con Fallen Angel, llevaba más de 35 años de ausencia en el negocio.
Para esta vuelta el guitarrista llamó a uno de sus viejos laderos de Angel, el bajista Félix Robisnon, Danny Farrow en guitarra, Bob Pantella (Raging Slab) tras los parches, el tecladista Charlie Calv (Shotgun Symphony) y el magnífico Chndler Mogel (Outloud – Kharma) en voces.
Y nadie puede decir que la espera no valió la pena, por excesiva que haya sido. Fallen Angel, además de un explícito juego de palabras para con su vieja banda es, sin dudas un disco para no dejar pasar de largo.

Bob Pantella - Charlie Calv - Chandler Mogel - Punky Meadows - Felix Robinson - Danny Farrow - 

El arranque con Descent, hipnótico, pomposo, con teclados cuasi “celestiales” y una voz que nos anuncia la llegada de Meadows es el preámbulo a The Price You Pay, canción impregnada de sonido y estructuras que mucho tienen que ver con Magic Touch de Kiss.
Así y todo a lo largo de Fallen Angel, Meadows se la ingenió para idear un producto más que digno, que sin dudas recorre de cabo a rabo buena parte de su, hoy añeja, historia. 
Muestra inequívoca de esto son canciones como Straight Shooter, Breathless And Jaded o Home Wrecker que huelen a los 80´s con cierta alevosía.
Y si bien queda claro que esta vuelta no trajo aparejada una gran dosis de originalidad, al menos el intento es más que loable. 
Desde una fantástica producción, el artista deja muy en claro a que volvió y hacia donde apunta con este Falle Angel. Imposible no mover la patita con la preciosa Summertime Love, Searchin o Shake, Shake casi una oda al primer Skid Row. Leaving Tonight es una magnífica balada donde Punky despliega un solo de exquisita textura y melodía, y sin dudas se transforma en uno de los puntos altos del disco. Por el contrario, I Wanna Bew Your Drug, y Shadow Man, con esa intro a lo We Will Rock You, suenan predecibles y repetitivas, lo que , a mi juicio, las transforman en el único bache del álbum. 
El instrumental que da nombre al álbum  es el momento  junto a Loaded Gun donde fluye  la arista más dura del disco .

Canciones entradoras, prolijas excelentemente ejecutadas y por sobre todas las cosas cuentan con el plus de un vocalista como Chandler Mogel quién viene de sorprender con Outloud, una de las bandas que mejor representan la naturaleza de la década dorada cuando de hard rock hablamos.
Versátil, como pocos, Mogel se apunta como una verdadera revelación y su impronta es otro de los sellos que marcan este trabajo.
Es evidente que los años de ausencia en el negocio no han hecho mella en Meadows a la hora de este regreso, y con 66 años, un tipo que en su apogeo fuera convocado por bandas como Kiss, New York Dolls o Aerosmith, a las cuales se animó a decirles que no, vuelve a intentar recuperar un lugar que supo ocupar en los 70. Para lograrlo tiene un muy buen disco y una banda sólida lo que no es poco. La conjunción es atractiva, y solo es cuestión de darle la oportunidad, que por lo que Fallen Angel nos ofrece, la merece altamente. 8/10.


Angel - 1976 - 

Una verdadera rareza. Marzo 1978, Judas Priest soporte de Angel en Nueva York.




No hay comentarios:

Publicar un comentario