viernes, 26 de agosto de 2016

Efemérides Del Metal - 25/08/1992 - Dog Eat Dog - Warrant -





Cuando Warrant apareció en el firmamento hardrockero de los ochentas con su primer disco Dirty Rotten Filthy Stinkin Rich, tuvieron de inmediato su hit con la melosa Heaven. Así y todo ese disco no me pareció nada extraordinario, en especial si lo comparaba con la mayoría de las placas que en eses días iban viendo la luz.
Para el segundo trabajo, Cherry Pie,  ya la cosa cambió bastante y además de una serie de temas gancheros y una producción acorde, Warrant pudo empezar a hacerse un espacio en el circuito del genero. El problema es que para 1991 con el advenimiento de Nirvana, el grunge y la paulatina desaparición del hard rock ochentoso, empezaron a quedar relegados.
“Odio esa canción, nunca tuve la intención de escribirla. El disco estaba terminado y de hecho, se llamaba Uncle Tom´s Cabin… y el productor Beau Hill nos dijo: ‘No escucho un single, tienen que darme un single como Love in an Elevator, necesito algo así’. Así que esa noche escribí Cherry Pie. Se la mandé a Tom, escuchó el tape durante el fin de semana y de pronto el álbum se llama Cherry Pie (…). Me metería un tiro en la cabeza por haber escrito esa canción.” declararía por aquellos días el malogrado Jeni Lane. . Como detalle de color, el solo de la canción fué interpretado por el guitarrista de Poison CC Deville, viejo amigo del cantante.
Para el paso siguiente ya en 1992, redoblaron la apuesta con un disco, a mi juicio, el mejor de su carrera, donde se muestran como una banda consistente, que en canciones como Machine Gun, Inside Out que sorprenden a propios y extraños. Letras mas adultas, baladas acordes, en cierta manera un sonido un tanto más oscuro si se quiere. En definitiva, un disco de gran factura.
En este cambio sustancial mucho tiene que ver la elección de Michael Wagener como productor. El alemán venía de lograr una evolución notable con Skid Row en su disco Slave To The Grind, y no caben dudas que la intención para con Warrant fué la misma.
La palabra que mejor le cae a Dog.. es SOLIDEZ. Como nunca, ni antes ni después, la banda llegó a sonar tan dura, tan bien ensamblada, A lo largo de todo el disco, dificilmente encontremos una canción de las que habitualmente llamamos "de relleno".
Además de las citadas Machine Gun e Inside Out, Lane se descubre a si mismo com un sólido compositor de pequeñas perlas como la ganchera All My Bridges Are Burning , la melancólica Sad Theresa y canciones como April 2031, Andy Warhol Was Right o The Bitter Pill que muestran un sonido y una lírica distinta.
La nula promoción al  nuevo trabajo ayudó al que el mismo cayera en el ostracismo. El mismo Lane en su momento contó la frustración que sintió al ver en una avenida de New York un inmenso cartel de Columbia Records promocionando Dirt, el segundo disco de Alice In Chains, en el mismo lugar donde un par de años antes había estado la imagen de Cherry Pie.
Obviamente pasó casi desapercibido y posiblemente no era lo que muchos fans esperaban, pero trataron de aggionarse al comienzo de una década que empezaba a mostrar otra cara.  A pesar de todo llegaron avender unas 500.000 copias de Dog Eat Dog, pero claramente una cifra menor a lo que sus predecesores habían alcanzado.
En lo personal creo que en aquel momento la banda maduró más rápido que su público, en su mayoría juvenil, que seguramente pretendía la prolongación de la fiesta que proclamaba el anterior.
Hoy a 24 años de su salida, vengo a reivindicar un disco que logró que Warrant en su momento se ganara su respeto, en especial por lo arriesgado de la jugada.
Hubo que esperar casi 20 años cuando con Rockaholic la banda volviera a sorprender muy gratamente, ya con Robert Mason en lugar del desaarecido Jani Lane, pero es otra historia...


Contratapa de la portada de Dog Eat Dog, ya no hay pelos batidos, ni  poses. Warrant posando seriamente, casi como declamando, que eran una banda mucho mas seria de lo que hasta ahí habían mostrado.
Sin dudas que este disco lo demostraría ampliamente.




domingo, 21 de agosto de 2016

Héroes Caídos: Rhett Forrester - (22/09/1956 - 22/01/1994) -


Riot ya tenía tres discos editados (Rock City (1977), Narita (1979) y el mítico Fire Down Under (1981),cuando  se encuentra con la partida de su cantante original Guy Speranza, cuando estaban alcanzando la maduración para saltar a jugar a las grandes ligas.
Justo en el momento en el que el rock duro comenzaba a asomar su imponencia en los albores de una década en la cual se establecería definitvamente, los oriundos de New York, y de la mano de su guitarrista líder y mentor Mark Reale eran sin dudas una de las grandes promesas del hard americano.
Exponentes de un estilo que venía batallando contra géneros comerciales, tales como la música disco, de altísima exposición a fines de los 70´s, ya habían dado un gran paso cuando fueron adoptados si se quiere, por la New Wave Of British Heavy Metal y llegaron al Reino Unido para presentarse en el Hammersmith Odeon,  y en el Monsters Of Rock de 1980, compartiendo cartel con Rainbow, Saxon, y Judas Priest.
La edición de Fire Down Under los había posicionado de manera inmejorable, cuando Speranza , supuestamente por sus convicciones religiosas, decide dar un paso al costado, y llegó la hora de barajar y dar de nuevo.
Nacido el 26 de Septiembre de 1956, en Tucker, Georgia, Rhett era hijo de una profesora de baile, y desde chico comenzó a marcar sus condiciones par el canto. Sus dos últimos años en la escuela secundaria las cursó en la  Sanford Academia en Sanford, Florida. Al mismo tiempo, solía destacarse como un excelente jugador de tenis en la Universidad.
Fue ahí, donde de a poco la vida de Forrester comenzaría a dar un vuelco importante.Fue poco allí después de que los vientos de cambio comenzaron a soplar. "Yo no tenía ni idea de que Rhett había estado tomando clases de canto en la escuela," decía su madre, Lafortune Forrester..
Hijo único, Rhett, sería un punto de apoyo muy importante para ella, y casi su único sustento.
Mientras la adolescencia corría, seguía con su pasión por la música, participando con algunas bandas locales, incluso a escondidas de su madre,  girando en pequeños circuitos barriales, donde de a poco iba formando su personalidad, no solo como vocalista, sino como un frontman talentoso y carismático.
Una vez que se gradúa, con su madres se trasladan a un complejo en Carolina del Sur, y ya decide volcarse a la música definitivamente. Junto a unos amigos, Russ Shirley, Kevin Lee, y Jim Schroeder forma Hittman, banda con la cual permanece durante casi un año, girando por el estado de Georgia hasta que el grupo se separa. Es entonces cuando parte a Nueva York en búsqueda de nuevos horizontes y pasa a formar parte de una banda de covers llamada Rachel.
Es precisamente en esos días en que alguien repara en Forrester y lleva la idea a Mark Reale y al productor Steve Loeb. Arrogante y seguro de si mismo, Rhett audiciona para Riot con la seguridad de que sería el elegido para llenar los zapatos de Speranza.
"Forrester combinaba la presencia escénica de Robert Plant  con la expresión vocal de Paul Rodgers", decía su amigo de toda la vida, Robert Schoen
Luego de la audición, regresó a Atalanta junto a su madre,los llamados de Loeb eran incesantes para que se uniera a Riot definitivamente. "Una noche Rhett llegó a casa y me dijo."Espero que estés feliz, porque me voy".
Acerca del arribo de Rhett a la banda, Loeb explicaba:"Estábamos buscando un cantante y nos quedamos muy impresionados con el demo que nos había enviado  Rhett porque era muy profesional. La mandó con una foto y biografía; todo parecía genial, realmente me encantó esa voz, es decir, que tenía '' la voz.". Además de un gran talento, tenía un carisma increíble, cuando llegó el momento de presentarse en vivo, despejé las pocas dudad que tenía, si es que tenía alguna. Riot abría para Scorpions en el Spectrum de Filadelfia, el tipo salió a escena y cautivó a la audiencia con su sola presencia. Era la primera vez que sentía algo así con Riot."
Por su parte el malogrado Mark Reale, tampoco ahorró elogios para el nuevo integrante: " Rhett era todo lo que queríamos como cantante. Una vez que estuvo con nosotros sentí que éramos una verdadera banda y a pesar de que encaramos una forma un tanto más comercial musicalmente, fue con el cuando empezamos a tener cierta rotación en las radios de New York, y en escena, el resto de los chicos se sintieron muy cómodos con el."
Es a principios del 82 cuando la banda entra a grabar lo que sería su cuarto álbum y primero con Forrester, Restless Breed en el Greene St. Recording Studios de Nueva York.


Peter Bitelli, Rick Ventura, Kip Leming, RhettForrster, Mark Reale, Sandy Slavin -  Riot 1982 - Restless Breed line up




A pesar de que habían cifradas grandes esperanzas en la renovación de la banda, al momento de lanzar el disco no tuvo ni el éxito ni la repercusión esperada, sobre todo después del bombazo que había sido Fire Down Under.
Notoriamente orientado hacia la vertiente más comercial del hard rock americano, con un sonido un tanto más crudo, pero sin perder un ápice de fuerza ni melodía, la placa estaba plagada de grandes canciones como Hard Loving Man, Loanshark, Loved By You, donde Riot marcaba territorio acerca de como y adonde apuntaban en este nuevo ciclo. Por su parte C.I.A. está más cerca del sonido que caracterizaba a la formación anterior, mientras que el cover de Eric Burdon & The Animals,When I Was Young, la acelerada Violent Crimes, la hermosa balada Showdown y el tema título, redondean de manera fantástica un disco increíblemente olvidado y al que pocos reivindicamos.
Durante parte de la gira de presentación de Restless Breed también tuvieron la chance de abrir para Rainbow, UFO, y Saxon, en su periplo europeo. Ese fue quizás el mejor momento de Rhett, cuando la Revista Japonesa Burrn!! lo elige como el vocalista del año.

No paso mucho tiempo para que Elektra les rescindiera el contrato y tuvieran que volver a batallar para conseguir un nuevo sello. Antes de ello lanzan un EP en vivo, llamado Riot Live, con seis temas, registrados en una presentación en el New Peppermint de Nueva York, durante durante la gira de Restless Breed.
Riot Live - EP - (1982)

Es Quallity Records el que les abre las puertas para la grabación de su próximo álbum, que se lleva a cabo, nuevamente en el Greene St. Recording.
Para Octubre de aquél 1983, Born In America ve la luz, con la esperanza de volver a posicionar a la banda dentro de un circuito americano que comenzaba a poblarse de bandas que despuntaban a la escena.


En este discos el sonido se torna aún más crudo, y coquetea directamente con el heavy metal tradicional, tales los casos de canciones como la que bautiza la placa, Vigilante Killer o Heavy Metal Machine. Por otra parte está la ganchera y melodiosa You Burn In Me, que bien podría haber sido parte del repertorio de los días de Guy Speranza. Por otro lado Gunfighter, Wings Of Fire, Promise Land, acompañan sin deslumbrar, y en el balance dejan a Born In America a mitad de camino y en un compendio de buenas intenciones que no terminan de explotar. Así y todo, a nivel personal, creo que los valores del disco fueron considera-dos el paso del tiempo.
En 1984 tienen la oportunidad de salir de gira junto a Vandenberg para abrir los shows del Lick It Up Tour de Kiss.


Born In America (1983)
La falta de repercusión y una serie de problemas internos, hacen que Reale desista de continuar con Riot y decida disolver la banda.
Rhett, por su parte, se queda en Nueva York y se ascocia al ex Virgin Steele, Jack Starr, para pasar a formar parte del proyecto del guitarrista que también había dado un paso de su banda anterior.
Ambos, junto al ex Manowar Carl Canedy en batería y al bajista Gary Bordonaro dúo que fuera la base rítmica de The Rods, entran a registrar  el fabuloso Out Of The Darkness, primer álbum de Jack Starr que vería la luz en 1984.


Out Of The Darkness (1984)
Esta formación viaja a Francia para participar del Breaking Sound Festival en la cercanías de París. Pactado para los días 29 y 30 de Agosto, a la banda se la promociona como Virgin Steele, y comparten cartel con Dio, Metallica, Tokyo Blade, Ozzy, Gary Moore, Motley Crue y Accept, entre otros.
Esta iba a ser la única presentación importante de Forrester junto a Starr, ya que después de esto decide quedarse en París. 


Breaking Sound Festival - Francia - Agosto 1984 - 



Gone With the Wind - (1985)

"Fue una locura salir de gira con el, parecía que las mujeres y los problemas los perseguían todo el tiempo ", declaró en su momento el guitarrista .


Jack & Rhett - 1984 - 














Lejos de replantearse demasiado el futuro, ya para Septimbre y Octubre se mete en el Max Waldberg Studio de la capital parisina a grabar su primer disco solista Gone With The Wind.
Acompañado por la base rítimica que compartió filas con Starr, Canedy y Bordonaro, más el guitarrista Paul Cayen. Incluyendo un cover de los Stones, Live With Me, la placa fué editada por el sello independiente francés Bernett Records. En Estados Unidos recién se lanzaría en 1986  a través del sello Shattered Records.
Para las escasas presentaciones que se recuerdan de la formación, solían hacerse llamar Rhett Forrester´s Scarface.
Evidentemente el mercado estaba buscando otra cosa y el bueno de Rhett no podía emerger de cierto ostracismo, así que de vuelta en Nueva York se une a una serie de artistas de dicha ciudad, tales los casos de The Rods, Talas, Bible Black y Dust en un nuevo intento llamado Thrasher Project donde participa con la canción Bad Boys, para el disco Burning At The Speed Of Light. 
El 16 y el 18 de Abril de 1986, Mark Reale, Forrester, el baterista Sandy Slavin y el bajista Donnie Van Stavern se juntan para hacer una serie de presentaciones como Riot en The Roxy, el mítico lugar californiano donde tantas bandas hicieran sus primeras armas allá por los 80.


Riot Bootleg Reunion 1986
Riot Bootleg 1986
Después de un tiempo y aún con Paul Kayen como ladero, guitarrista y compositor, vuelve al ruedo con una banda a la que bautizan Badlands, y con la cual graban un disco llamado Even The Score, a través de Rhino Records. Antes de que la placa viera la luz, Badlands se disuelve y más tarde fue editado como un trabajo solista de Forrester.
Cuando se abre de Kayen, Rhett se junta al guitarrista Alex Masi por poco tiempo y más tarde en 1991, graba una serie de demos junto a los ex Keel, Bryan Jay y Dwaine Miller,junto
al bajista Rob Thiessen



bajo el nombre de Dogbone. Esas canciones verian la luz en 1996, dos años después de la muerte del cantante. De hecho el tema Dog´s Fight Alley, fué rebautizada como Streets Of Rock And Roll y formó parte del disco del mismo nombre que en el año 2010 editara Ron Keel en el regreso de su banda, sin siquiera dar crédito ni a Dogbone ni a Forrester.



Dogbone - (1996) - 
Para los 90´s, Rhett pasa a ser el líder de Black Symphony un nuevo intento que tenía base en Canada. Lo acompañaron el guitarrista Rick Plester, el bajista RJ Killinger y el baterista Tim Waterson.

En 1992 registran un demo con tres canciones autotitulado The Black Symphony y al mismo tiempo forma parte de Dr. Dirty con quienes también llegó a grabar un par de demos, pero la,banda se disuelve cuanto estaba a punto de conseguir un contrato .Los compañeros de Forrester eran Bob Robbins en guitarra, Scott Gains en bajo y el baterista Ray Mehlbaum.


The Black Symphony Demo Tape - (1992)


Evidentemente que le era difícil poder encontrar un lugar dentro del espectro del género. El Grunge había copado el mercado y las cosas no eran sencillas.
Esta edición fue realizada por el productor Todd K. Smith y su ex compañero Carl Canedy.


La mañana del sábado 22 de Enero de 1994, después de haber estado grabando algunos demos y previo ir a visitar a su madre, mientras esperaba el paso de un semáforo en la esquina de Lovejoy y Merrit de Techwoo, al noreste de Atlanta fue abordado por desconocidos que aparentemente le querían robar el auto, algo a lo que Forrester se rehusó recibiendo una serie de disparos uno de los cuales, entró por la espalda y le perforó en corazón. Aún así, tuvo las fuerzas para manejar un par de kilómetros hasta encontrar un puesto policial y con sus últimas fuerzas apenas exclamó "Me han disparado"!!, y un par de minutos más tarde falleció. Por este asesinato, aún hoy más de 20 años más tarde no hay ni sospechosos, ni detenidos, hecho que navega en la impunidad. A Rhett lo sobrevivieron su madre Lafortune Forrester, su hermano el guitarrista Lucky Forrester, su ex esposa Windi Grace, su hija Jade Grace y su novia Lori Plester con quién estaba conviviendo al momento de su muerte.




Junio 22 de 1996 es la fecha en la que fué homenajeado en el en el Hard Rock Café de la ciudad de Atlanta, en un evento organizado por su madre quién donó algunas pertenencias y recuerdos personales que forman parte de la historia musical de su hijo.
Sus restos descansan en el Floral Hills Memory Garden, Lancaster Ohio. 
Apenas 37 años tenía Forrester al momento del asesinato.   







Llegó en silencio y casi podríamos decir que se fue de la misma manera. A su favor queda el legado de un par de discos increíbles con una banda que pareciera que en los últimos años, en especial después de la muerte de su líder Mark Reale, cierta masividad está golpeando a su puerta.
Rhett ha sido una de esas pérdidas a las que el tiempo le dió su verdadera dimensión. No sé cuantos cantantes hoy en día tienen la personalidad y el talento que demostró Forrester.
Llevaba tiempo con ganas de brindarle este pequeño homenaje. Cada tanto es bueno desempolvar historias que han quedado un tanto olvidadas, y sin dudas esta es una de ellas.






















martes, 16 de agosto de 2016

Sin Pena Ni Gloria: Bad Lizzard - Bélgica - 1985 -


Bad Lizard
Bad Lizard fué  una banda oriunda de Brujas, Bélgica que en un primer momento allá por 1982, se dedicaba a presentarse como una banda de covers, bajo en nombre de Gipsy.

Eddie Termote
Comandados por el guitarrista Frank Deprest, deciden cambiar el nombre y bautizarse como Bad Lizard. En ese momento quién era el cantante Peter Sabbe y el bajista Guido Verhaneghe, abandonan el proyecto y son reemplazados por Eddie Termote como vocalista y Louis Michot en la guitarra. El próximo objetivo era ser realmente una banda de heavy metal.

Un año de arduo trabajo derivó en la grabación del EP “Killer On The Loose”, el cual les empezaba a dar la chance de poder llegar al ansiado álbum, y luego de algunas tratativas, firman con el sello Antler Record, para grabar tres discos.
Frank Deprest
El primero, y el que a la larga sería el único, se llamó “Power Of Destruction” y vio la luz en 1985. Una vez en la calle, el mismo fue merecedor de muy buenas críticas, ya que estábamos ante un prolijo trabajo de guitarras, armonías y genuino heavy metal.
El buen momento les llevó a participar como acto soporte de bandas como Manowar, Agent Steel, Desolation Angels, Helloween, Cyclone, ò Destruction. Canciones como Black Hole, Out Of The City, No Peace After War, tenían mucho en común con Judas Priest. Y las guitarras de la balada Far Away From Home no tenían nada que envidiar a muchas de las duplas de la década. Si la producción hubiera tenido

Louis Michot
Algo más de audacia Power Of Destruction podía haber explotado hacia audiencias  mas importantes. Así y todo, cuando las cosas parecían encaminarse, una serie de circunstancias comenzaron a desbarrancar la carrera de Bad Lizard.
Patrick De Troyer
El cantante Peter Sabbe no puede soportar las presiones de las giras y cuando ya había fechas confirmadas en Hungrìa, Alemania, Francia, Inglaterra y Holanda, las mismas debieron ser canceladas.
Además de elegir a Guy De Nolf como el nuevo vocalista, también hay un cambio en los parches ingresando Patrick De Troyer e incorporan un tecladista, Johan Vanderberghe.

Erwin Hellevoet
Tratando de reflotar la historia graban un video llamado “Conquer OF Victory”, pero ya no era lo mismo, y al poco tiempo Bad Lizard se disuelve.
Lamentablemente todo lo que la banda había insinuado es el primer y único registro, quedó en promesa de algo realmente importante. En el 2000 Roadrunners Records reedita el disco en formato CD, incluyendo una serie de bonus, que no hacen sino afirmar el potencial de Bad Lizard veinte años antes. Como detalle de color, y como consecuencia de la edición del disco en Brasil, es éste un lugar donde se han sabido ganar cierto respeto y consideración, pero obviamente no a gran escala.
A todos aquellos que no supieron ò no pudieron llegar a esta banda, humildemente les recomiendo se den la chance de escuchar. No se van a arrepentir.



Power Of Destruction
Power Of Destruction - Back  










domingo, 14 de agosto de 2016

Riot V en Argentina - Uniclub - Viernes 12 de Agosto de 2016 -


Llevo más de 24 horas tratando de encontrar las palabras adecuadas para comenzar esta review, y no hago más que caer en lugares comunes. 
Hay un colección de adjetivos calificativos remanidos y siento que no expresarían lo que sentí anoche en Uniclub.
Esperar una banda durante 30 años, con todo lo que eso implica, genera una acumulación de expectativas y sensaciones que no siempre van de la mano. Y más aún después de la postergación de la fecha original del 1° de Abril.
Esas ansiedades acumuladas me llevaron a Uniclub temprano. No había terminado de pasar la puerta cuando arrancaron los chicos de Criptofonia. El panorama, en ese momento, era desolador, apenas una veintena de estoicos metaleros recorrían el lugar con absoluta tranquilidad. Mientras que en las afueras del lugar, tampoco era una avalancha de gente, lo que por un momento me hizo dudar acerca de la convocatoria de los neoyorkinos.
Afortunadamente, con el paso de los minutos, esas dudas comenzaron a disiparse rápidamente. Durante los shows de Incerceptor y Malacara, los rezagados comenzaron a poblar el recinto, y pasadas las 23, cuando Riot V salió a escena, el lugar estaba prácticamente colmado.
A mis 53 años, debo hacer memoria acerca del tiempo que no llevaba a mi humanidad al extremo de cuasi fusionarla a la valla de contención, a centímetros del escenario.
Después de la intro característica...las violas al frente nos indican el destino...Narita...y ya nada fué igual. El emblemático instrumental, casi de forma instantánea, me llevó a mis lejanos 19 años, cuando conocí a la banda gracias al disco bautizado como la ciudad japonesa. Ya había perdido la noción de cuando fué la última vez que encontré a mi mismo poseído por esa pasión llamada heavy metal, forzando mi garganta a la afonía y elevando mi puño en clara señal de batalla.
Tras Ride Hard Live Free, de su último disco, arrinconaron mi humanidad con una trilogía extraída del eterno Thundersteel , como Flight Of The Warrios, Fight Or Fall y Johnny´s Back, a la que intercalaron con un par de gemas de antaño como Altar Of The Kings y Fire Down Under.

Todd, Mike &  Don. Noche histórica de metal en Buenos Aires






















El show bien podría haber terminado ahí. Yo ya no tenía nada para reclamar y cuando Todd Michael Hall, simplemente dice que ellos pertenecen a la vieja escuela, arremeten con Hard Lovin Man del inmenso Restless Breed (1982). Una de mis canciones preferidas de toda su discografía, esas que jamás pensé poder escuchar alguna vez en vivo, retumbaba en mi cabeza al borde de la inconciencia.
Mientras tanto la imponente imagen de Don Van Stavern, preponderaba en escena aporreando sus cuatro cuerdas, y cada tanto acercándo un trago de whisky a los afortunados que estábamos ahi, literalemente, a sus pies.


Mark Reale también estuvo en Uniclub
La adrenalina in crescendo gracias a mazasos literales como Metal Warrior, Sign Of The Crismon Storm, o la frenética cabalgata de ese himno que formó parte de The Privilage Of Power (1990), Black Leather And Glittering Steel, que sencillamente decretó el knock out. 
A esta altura, Riot V había puesto de rodillas a centenares de verdaderos metaleros, en especial a quienes con algunos kilos de más y unos cuantos pelos menos, cruzamos largamente la cuarta década.

Don y Lance, a pleno
Es quizás con Angel Eyes, que el público se toma un respiro y no vive tan al palo el momento, casi en una especie de calma que precede a la tormenta.
A todo esto la banda, impecable, sólida y avasallante, en especial desde esas guitarras de Mike Flyntz y  Lance Joseph Barnewold, quién llegó a Buenos Aires en lugar de Nick Lee, lejos del virtuosismo, apelaron a la entrega durante toda la noche, desgranando la historia desde esos riffs inolvidables.
Durante toda la noche, la interacción entre los músicos era una clara demostración que los tipos estaban disfrutando plenamente del concierto, casi conmovidos por la entrega de un público que estaba absolutamente entregado.
La albiceleste no podía estar ausente


Todd, estuvo sencillamente magistral, manejando la escena "a piacere", participando con el público, viniendo a estrechar las manos de quienes estábamos adelante, y desde lo vocal en una noche fantástica, sin forzase aún en las notas más altas, y haciendo propias las canciones ajenas. Y por el lado de la base, de Don  y Frank Gilchriestch, monolítica y sin fisuras, cerró el combo perfectamente.
Para la recta final del show, y la confirmación de un setlist soñado, desparramaron clásicos inoxidables como Sword And Tequila, Road Racing, y Thundersteel que llevó al paroxismo 
literalmente a la gente.
Todd dándo cátedra
El cierre con Tokyo Rose y Rock City, sirvió para calmar un poco las aguas, y una vez que la banda se perdiera tras el oscuro telón, empezar a creer que los que estuvimos ahí, fuimos testigos de algo irrepetible.
Es en ese momento cuando empecé a notar a mi alrededor a un público conmovido, incrédulo de lo que había presenciado. Era mirarnos, morder el labio inferior y menear la cabeza, algo que subtitulado sería algo así como "No se puede creer".
Vaya a saber uno si la banda decide volver alguna vez, pero seguramente jamás podrá ser como la noche de anoche, sencillamente porque, en muchos casos la primera vez nunca se olvida, y esta es una de ellas.
Más de cuarenta años de historia resumidos en poco más de una hora y media, y una veintena de canciones, de una banda que supo sortear el paso del tiempo y la pérdida de su lider con hidalguía. 
Souvenir
La nueva versión de Riot, encarada por Don Van Stravern, lejos de querer lidiar con la historia supo reinventarse a si misma y respetar el legado de Mark Reale , manteniendo en alto sus banderas y asegurarse ese lugar en el "Altar de los Reyes". 
Mientras releo esta reseña, compruebo lo que dije al principio y una catarata de lugares comunes intentan expresar lo que se sintió la noche del viernes en Uniclub.
Pero después de todo, hay momentos que los sentimientos no se pueden expresar con palabras y es evidente que no fuí capaz de saber transimitirlo, al menos hoy.
Quienes estuvieron ahí, sabrán entenderme, desprenderme de la adrenalina me llevó horas.
        The power of his sword we feel....Thundersteel!!!!!




El corolario de una noche perfecta, fué haber recibido en mano en un momento del show y de la propia mano del bajista, la púa de Donnie Van Stavern, que pasará a formar parte de esos recuerdos incunables rescatados en tantos años de metal.
Sin dudas una de esas noches que aquellos que estuvimos allí guardaremos en un rincón privilegiado de nuestra memoria. Esos rincones donde solo atesoramos esas cosas que nos marcan, donde un collage de sensaciones retumbarán, cada vez que decidamos regresar a esa noche del Viernes 12 de Agosto de 2016.

Mike Flyntz, Todd Michael Hall, Lance Joseph Barnewold, Don Van Stavern & Frank Gilchriest
RiotV Line Up South American Tour 2016



  
                                     

















miércoles, 3 de agosto de 2016

Wolf Hoffmann - Headbangers Symphony - (2016)

Wolf Hoffman - Headbangers Symphony - 
Veterano de mil batallas, Wolff Hoffman, es a mi juicio, uno de esos guitarristas que jamás fueron considerados acorde a su talento. 
Escudado detrás de la maquinaria Accept, es el espectro puramente clásico el que le permite encontrar caminos paralelos por donde dar rienda suelta a todo lo que escapaba de lo que su banda madre le dictaba. 
De hecho, pocas hachas hacen culto de la melodía como Wolff. y un simple repaso por la discografía de la banda lo demuestra cabalmente. 
Recién en 1997, asomó por fuera con la edición de su, hasta ahora, primer disco solista (Classical) donde dejó bien claro cuales eran sus orígenes.
A casi 20 años de dicho lanzamiento, redobla la apuesta con este fantástico Headbangers Symphony, donde exterioriza, una vez más esa pasión.
No hace mucho tiempo, alguien  ha señalado por ahí que el metal clásico y tienen mucho en común en lo que se refiere a la poli-ritmos, poli-tonalidad y virtuosismo, lo que a nivel personal, no crea que sea tan errado.  De hecho, Adrian North de la Universidad Heriot Watt le contó a la BBC allá por 2008 que el metal y la música clásica están unidos por cierto dramatismo.
De todas maneras hemos conocido infinidad de intentos donde la fusión no daba resultados, y terminaban siendo meros intentos de discreta grandilocuencia.
Afortunadamente este no es el caso, y el guerrero teutón da rienda suelta a su pasión por los clásicos., por lo que Headbangers Symphony,no es de esos discos tan en boga en los 80´s cuando el intérprete batallaba contra sus cuerdas en un frenesí descontrolado de escalas a destajo.
Con un tracklist de una sobriedad apabullante, que recorren las amarillentas partituras que le dieron sentido al sonido, Hoffman vuelca sobre su diapasón a Beethoven, Mussorgsky, Bizet, Vivaldi, Albinoni, Mozart, Puccini, Massenet, Bach, Tchaicovsky y Mozart con sobrada pasión y respeto, lo que pone en claro que las distancias entre el metal y la esencia clásica son mucho menores a lo que habitualmente se cree.
En esta ocasión , el guitarrista contó con la colaboración del músico y arreglador italiano Melo Mafali, además de su viejo compañero de Accept Peter Baltes, los bateristas Jason Bowld y Pat Mc Donalds, John Billings en bajo y 40 músicos de la Orquesta Sinfónica Nacional de República Checa.
Manteniendo siempre los lineamientos originales, podríamos dividir en dos a esta obra descomunal. Una más épica, bombástica, heavy si se quiere, como la de Beethoven cuyo comienzo,  Scherzo, extraído de la Novena sinfonía, nos retrotrae a través de ese riff inicial a Teutonic Terror , del disco de Accept, Blood Of The Nations, y por otra parte la melancolía de las composiciones de Puccini y Massenet o la elegancia del Adagio de Bach. La gran mayoría de las piezas de este álbum provienen de la época romántica de la música clásica. 
Por otra parte la producción fantástica, le da el protagonismo absoluto a la guitarra, sin dejar de lado al resto de los músicos, 
Después de la última gira de Accept, Wolf comenzó a delinear lo que sería este Headbangers Symphony, cuando decidió desempolvar viejos archivos que tenía guardados en su casa. "Durante años esperé la oportunidad para poder dar a luz este trabajo. Siempre escucho música clásica. Tengo una gran colección que suelo escuchar de manera aleatoria, y cuando creo que algo puede encajar con el metal, tomo nota y me dedico a eso"
Sin dudas no estamos ante un disco que vaya a ser del gusto de la mayoría, pero quién suscribe bien puede encuadrarlo como una obra de amor y respeto a compositores a lo largo de la historia han sido tan influyentes en aquellos que creemos que la música es mucho mas que una conjunción de sonidos.
Un abuelo violinista, una madre profesora de piano, son sin dudas parte de ese ADN que hace que discos como este me estremezcan más allá de lo estrictamente musical.
Hoy, este músico frustrado y devenido en un simple crítico, se rinde a los pies Wolf, quién vuelve a recrear la música del génesis, desde seis cuerdas prodigiosas, cargadas de sensibilildad y dramatismo, lo que eleva aún más el balance de la placa y que además da la chance de adentrarse en sonidos a los cuales el simple mortal no suele acercarse demasiado, a veces por ignorancia o indiferencia, dejando de lado lo mucho que hay para descubrir de este lado
Headbangers Symphony , seguramente lejos estará de convertirse en un suceso comercial, y en el fondo está bien que así sea. No es un disco cualquiera ni para cualquiera. En definitiva está en cada uno asomarse e intentar disfrutar algo distinto. 
Sencillamente fantástico 10/10.