viernes, 23 de octubre de 2015

Efemérides del Metal - 25/10/2006 - Secret Society - Europe -





Cuando en 2004, la banda volvió a reunirse, no muchos apostaban por el futuro de Europe después de más de 10 años de ostracismo, donde cada uno de los integrantes buscó nuevos horizontes.
La salida del interesantísimo Prisioners of Paradise chocó de frente con el arribo de la nueva década y el cambio de dirección que empezaban a tomar los sonidos que tenían que ver con el hard melódico trajo aparejado un notorio declive en esta vertiente del genero en cuanto a ventas y popularidad y por ende,  la disolución del grupo
En los 90´s, Joey Tempest había estado deambulando con la edición de tres discos solistas de los que poco y nada se supo, mientras John Norum fue el más prolífico a la hora de crear, y más allá de un breve paso por Dokken, tuvo la chance de editar una serie de discos por demás interesantes. 
Mientras tanto Ian Hugland, John Leven y Mic Michaeli formaron parte de una serie de proyectos con Glenn Hughes, Brazen Abbot y Baltimore, entre otros.
Es entonces que para 2003 deciden tomarse una nueva oportunidad y con el lanzamiento de Start From The Dark, sorprenden a propios y extraños con un disco totalmente distinto a lo que nos tenían acostumbrados, que ganó el respeto de la crítica y elevó el status de la banda considerablemente. Afortnnadamente la apuesta tendría continuidad y dos años más tarde, redoblaban la misma con este disco.
Una vez más, las melodías ricas, y los teclados prominentes han quedado un tanto de lado en favor de un sonido impulsado por una guitarra que tiene una oscuridad sonora que que se mantienen en  esos riffs un tanto densos y oscuros que caracterizaron el disco anterior.































Con la producción en manos de la banda misma, sin dudas que han logrado, también en este punto, un trabajo seguro y de un muy buen nivel, y sin dudas Secret Society reafirma la solidez que habían evidenciado en el predecesor.
A la hora de destacar canciones, todo el álbum tiene un nivel muy parejo, donde la soltura de la madurez de Europe se nota en cada surco. De hecho el mismo Tempest fue quién en su momento,  tomó a este disco como señal de madurez en la historia de la banda.
Sin punto de comparación con sus trabajos anteriores, temas como Always The Pretender, Love Is Not The Enemy, aportan un gancho un tanto sombrío, pero definitvamente entrador.
Por otro lado The Gateway Plan, Human After All o Brave And Beautiful Soul coquetean con un sonido que podríamos emparentar vagamente con Soungarden y mientras tanto la nostalgia que emana A Mother´s Son comienza a cerrar un círculo que se completa con las dos gemitas del disco, como Forever Travelling y Devil Sings The Blues donde John Norum despliega un arsenal de influencias emergentes dignas del mejor Michael Schenker.
Con Secret Society llegan para reafirmar esa evolución que habían denotado en Start From The Dark, y que en los años siguientes seguiría tomando forma a través de los trabajos posteriores.
En definitiva y como en tantas cosas de la vida, se trata de madurar, y en este aspecto los suecos no han desaprovechado la oportunidad para demostrarlo.