martes, 13 de octubre de 2015

Clásicos Del Metal - Creatures Of The Night - Kiss - (1982) -







Entrada la década del 80 , Kiss había entrado en un estado de estancamiento  musical, por llamarlo de alguna manera, atento la llamativa falta de ideas.
Después del estallido, desde su costado más popero si se quiere con Dynasty y el mega hit I Was Made For Loving You, intentan repetir desde el lanzamiento de Unmasked, pero el impacto fue considerablemente menor, así que los pasos a seguir debían ser meditados a conciencia.
1981 o encuentra editando Music From The Elder, donde con un giro de 360 grados intentan ganar otra consideracion, con un disco de ciertos guiños progresivos y arreglos orquestales que en su momento fueron rechazados por público y crítica, lo que dejó una vez más un especie de indefinición en cuanto a lo que vendría.
Si bien a esta altura la partida de Peter Criss estaba absolutamente asimilada, el (previsible?) alejamiento de Ace Frehley traía a la periferia de la banda una serie de nubarrones que no hacían mas que poner en duda el futuro de Kiss.
Sin embargo poco a poco el panorama comenzó a tomar otro color, y mucho tiene que ver la elección del reemplazante de "Space Ace".
Pocas veces una banda se ve revitalizada como Kiss con la llegada de Vinnie Vincent. La energía y sangre joven aportada por el nuevo violero llevó a Kiss, por primera vez en su carrera a un sonido muy emparentado al heavvy metal. Solo la intro y el arranque del tema título, despeja cualquier duda. La producción a cargo de los propios Paul y Gene, mas la colaboración de Michael James Jackson es otro de los puntos fuertes de Creatures. Con un Eric Carr, completamente ensamblado a la maquinaria y sus parches "bombásticos" comenzaba a hacer olvidar a Peter Criss. De hecho, War Machine y I Love It Loud son otra muestra del punto que Kiss había alcanzado en este trabajo y generaba dos nuevos clásicos. Con Paul en un momento inmejorable a nivel vocal, el combo ya venía rayando la perfección, o al menos era una clara señal que Kiss se estaba dando una nueva oportunidad  y que con Criatures la estaba aprovechando plenamente, recuperando un respeto y credibilidad que parecía haberse disipado con los intentos previos.
Por otra parte es el disco que los trae por primera vez a Sudamérica, cuando en 1983 pisaron suelo brasilero para esa serie de míticos shows en tierra carioca que tiene como emblema la presentación en el Maracaná ante 130.000 personas. Y también forma parte de la frustración de aquel malogrado arribo a la Argentina.
Así y todo, Creatures lejos estuvo de ser un suceso en ventas y tampoco fué lo suficientemente valorado por la crítica. Sin dudas el paso del tiempo supo darle el lugar que merecía dentro de la extensa discografía de la banda y sin dudas marca un punto de inflexión para lo que vendría.




Clásicos del Metal - If You Want Blood You've Got It - AC / DC - (1978) -




























Sostengo a capa y espada que más allá de Back In Black, y algún que otro momento de los últimos 35 años, la banda , ya con Johnson, jamás pudo empardar lo alcanzado con Bon Scott.

Cuando se habla de rock, este es el sonido, esta es la actitud.
Difícilmente se pueda hallar la crudeza y la presencia escénica de un cantante como el bueno de Scott que lejos de ser un dotado como Halford, Dickinson, o Dio, sin embargo está en ese púlpito de los elegidos a la hora de marcar una voz distintiva.
Quienes estamos metidos en esto desde hace mucho, sabemos que AC/DC, es una carta credencial a la hora de presentar la música que nos identifica.
Sobran las palabras para catalogar este álbum, que a mi juicio está en el top 5 de los discos en vivo, no solo por lo que transmite sinó por lo que delega y arriesgo a sentenciar que si esta placa no está en tu colección personal, dudo mucho de tu amor por el rock, el hard , el heavy o como quieras llamarlo.
Desde la emblemática portada, en If Youn Want Blood, no falta ni sobra nada, en definitiva un recorrido esencial de himnos que han ganado fuerza con el paso de los años y en especial después de la tempranisima partida de Bon.
Insisto a quién quiera escuchar, que para mí las musas inspiradoras de la banda se fueron son Scott, a pesar del emblemático Back In Black. Con la cantidad de discos que vinieron después del debut de Brian, ninguno llegó a estremecerme como este e incluso con Dirty Deeds o Powerage.
A lo largo de los diez temas percibimos la rebeldía de cinco muchachos dispuestos a comerse al mundo con ese compendio de riffs asesinos, corrosivos e insolentes con los cuales marcaron un terreno en cual quedaron marcados para siempre con una sentencia tan simple como cierta..."High Voltage, Rock And Roll".