miércoles, 18 de abril de 2012

Hellion. Una historia efìmera...



Hellion, 1983: Ricky Medina, Mario Ian, Marcelo 
 Michell y Sunny Tinaro
Al comienzo de la década del 80, para una banda absolutamente ignota, grabar un disco era poco menos que un milagro y más si estamos hablando de heavy metal. Apenas Riff podía disfrutar de semejante privilegio y lo de V8 recién estaba germinando, como para todavía creer en lo que la banda de Iorio terminaría generando.
Hellion había comenzado allá por 1982, cuando el guitarrista y principal compositor Marcelo Michel, comenzó a darle forma a lo que en un futuro sería el único disco de la banda. Con el tiempo se incorporaron el cantante Mario Ian, quién a la vez se haría cargo de las letras y posteriormente cerraron filas con el bajista Sunny Tinaro y el baterista Ricky Medina.
Luego de una serie de ensayos (donde llegaron a compartir sala con V8), Hellion se encuentra con la posibilidad de grabar su álbum debut a poco más de un año se su formación, algo absolutamente impensado para la época. Lo curioso del caso es que al momento de la edición, la banda todavía no había hecho presentaciones en vivo.
El sello independiente  PAM, fué el encargado de producir el disco, que fué grabado en  Septiembre y Octubre de 1983 y editado en el segundo semestre del año siguiente.
Marcelo Michel, en Julio de 1984, declaraba a la Revista Kiss :"Grabamos en 138 horas en los estudios privados de Sandro. Una vez terminada la mezcla, me puse a trabajar con el arte de tapa, para el cual un dibujante se encargó de diseñar el logo. Por suerte, hasta el momento la aprobación es unánime. A todos les ha gustado el disco".
Cuando la placa vió la luz, fué una verdadera sorpresa. Acostumbrados a  producciones pobres, tales los casos de los inicios de Riff, ó los mismísimos V8, Hellion había logrado un mejor sonido a la hora del balance final, que sin ser una maravilla, estaba un par de escalones por sobre los citados, en lo que a produción se refiere.
Una vez editado, el grupo decide salir a presentarlo en lugares poco comunes para el público del metal. Las presentaciones en discotecas de la Capital Federal, tales los casos de Bwana, Mirage ó Skylab no fueron muy bien vistas por el grueso de los metaleros de la época. Esto y la imagen de la banda, que difería claramente del estereotipo metálico, les jugó claramente en contra y a pesar del muy buen nivel del disco, que ademàs habìa recibido buenas crìticas, no podrían recuperar ese terreno perdido.
De todas maneras a fines de aquél 1984 tuvieron a posibilidad de telonear junto a los sureños de Factor RH a Barón Rojo en una de sus míticas visitas en el Estadio Obras Sanitarias. De más está decir que no la pasaron bien por lo anteriormente citado, más allá de brindar un show más que digno. En aquellos días, solían dividirse entre los que eran de verdad y los que no, en cuanto a la escencia del metal, y Hellion, claramente estaban dentro de la segunda opción, vaya uno a saber gracias al designio de quién ó porque. 
Un par de meses antes, Septiembre para ser más precisos, habían formado parte del mítico Festival de Primavera, realizado en las instalaciones del Club Atlanta, donde llegaron a presentar algún material que iba a ser parte del malogrado segundo álbum.
Para 1985 había una gira por algunos puntos del interior del país, que se cancela y es a partir de ese momento el comienzo del fin. De hecho jamás pudieron presentar el disco como ellos querían, salvo esporádicamente en shows como los que anteriormente cité. 
"Tuvimos muchos problemas con los socios de nuestro productor. Por ejemplo, jamás se nos liquidaron como correspondían las regalías por las ventas del disco, que tengo entendido fueron bastante buenas. Esa situación explotó después del show de Obras con Barón Rojo." , declaraba Mario Ian a la Revista Metal en Mayo del 85.
Para entonces las diferencias entre el guitarrista Marcelo Michel y el resto de sus compañeros, se había tornado insostenible, a lo que había que agregar los problemas legales derivados, en parte por lo que marcaba el mismo Mario. El bajista Sunny Tinaro: " Me parece que si no hubiera sido por los problemas dentro del grupo, podríamos haber seguido adelante. Sucedió que la banda dejó ser una banda porque habia un músico que era el portavoz de Hellion, que terminó por decidir en forma individual todo lo referente a la banda" .Tenemos que reconocer que parte de la culpa es también de nosotros tres que en su momento no supimos aclarar las cosas con Marcelo  frente al grupo", en clara alusión al guitarrista. Por su parte Ricky Medina corrobora las palabras de su compañero diciendo:"La arrogancia de Marcelo que dejaba ver en cada nota y reportaje que le hacían, poco tenía que ver con el pensamiento y el sentimiento del resto de los músicos, ni lo que era realmente Hellion como banda".
Indudablemente los conflicos internos fueron sin duda el desencadenante para la disolución de Hellion. En un último intento de remontar la situación, al alejarse Sunny Tinaro, éste es reemplazado brevemente por July Ruth, quién a posteriori formaría Alakrán junto al vocalista.
En la misma revista y a manera de descargo Michel decía: "Hellion tuvo una carrera efímera, pero eficaz, retirandose con dignidad, y habiendo mostrado un producto de calidad a nivel musical. Seis meses de inactividad, es demasiado y ahí además de los problemas económicos, surgieron las diferencias musicales. Yo siempre quise darle a la banda un mensaje e imagen definidas. Obviamente nunca entre cuatro personas las ideas van a ser iguales, pero no por eso hay que confundir a la gente. A mi me gusta que todo tenga muy buen nivel, la magestuosidad. El problema es que hay personas que confunden magestuosidad con arrogancia"
Y así fué como después de casi de un año y medio de carrera y con un dignísimo disco en la calle, Hellion desaparece de la escena definitivamente.
Luego de la separación, Mario Ian es el que logra construír una carrera ascendente dentro del genero, primero con Alakrán y más tarde formando parte de Rata Blanca, para luego con sus proyectos propios como Devenir ó Ian.
El violero Marcelo Michel intentò regresar al ruedo con su propia banda, llamada Attake
July Ruth, acompañó la travesía de Alakrán hasta que ya entrados los 90's acompaño a Pappo, hasta sus últimos días, tanto sea como solista ó en diversas formaciones de Pappo's Blues. 
En cuanto a Ricky Medina y Sunny Tinaro, poco y nada se supo de ellos, al menos públicamente en lo estrictamente musical.
Hoy, a la distancia, al menos en lo personal, lamento la rápida desaparición de una banda que tenía mucho para dar y que había dem.ostrado su valía en el primer y único disco editado.
En 1999 dicha placa se reedita en formato CD y más allá de algunas especulaciones de la época en cuanto a una hipotética reunión, no quedó más que es eso, un simple rumor.
Queda el legado de ese único registro al que en su momento, màs allà de las cualidades musicales se le endilgò el tener una de las portadas màs feas en la historia del rock argentino.




Arte original de tapa de 1983
Reediciòn, 1999 en formato CD
Hellion en vivo en Atlanta, Septiembre de 1984


Contratapa del vinilo original, parte de mi colecciòn personal

Afiche promocional de la ediciòn del àlbum

Lados A y B del vinillo
                                     




                                 






5 comentarios:

  1. A los Hellion nadie se los bancaba porque decían que eran un invento de la Metal. Sin embargo, concuerdo con la reseña en cuanto a que editaron un digno disco, teniendo en cuenta la "pre-historia" del rock metálico en ese entonces en Argentina. Felicitaciones por el Blog!!! Fabián (Cutral-Co - Neuquen- Patagonia Argentina)...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias!!!
      Es la idea desempolvar historias olvidadas y darle, aunque sea por un momento, el lugar que merecen. Abrazo!

      Eliminar
  2. Sacaron un discazo y se les incinero el bocho.........una picardia

    Hablo El Canalla

    ResponderEliminar
  3. hellion esta ensayando de nuevo salen en diciembre lo integra el bajista de blindado aguante hellion

    ResponderEliminar
  4. Para mi era una muy buena banda, los ví en un recital que dieron en un boliche en Lugano, en el club Belgrano, siempre lamenté que no siguieran, una verdadera pena.

    ResponderEliminar