viernes, 25 de febrero de 2011

La Traición (?) de Judas Priest - (1986) -


Buenos Aires Argentina, Octubre de 1986.

Quienes por aquellos años y tal cual lo había comentado en un par de post anteriores, difícilmente teníamos la posibilidad de acceder a la información actualizada en todo lo referente a nuestra música. Como ya conté, para aquella época, fuente relativamente confiable era la mítica Revista Metal, que por esos días ya había llegado a sus primeras 50 ediciones.
Es entonces cuando para la publicación número 51, la misma ve la luz con una tapa, que a primera vista, hacía mención a una noticia que no era menos que el pandemónium en si mismo.
Con unas letras en amarillo, absolutamente sensacionalistas, la mentada revista daba por cierto que Judas Priest grabaría en esos meses con Julio Iglesias…
Pasado el primer sofocón ante semejante noticia, y tal cual lo ameritaba la situación, fui directamente a la nota, que como era habitual, no estaba firmada y tampoco mencionaba fuente alguna. Así y todo, debo ser sincero, por un momento dudé y hasta llegué a pensar que estaba ante un dato fehaciente y que posiblemente tuviera algo de asidero. De más está decir que fue poco el tiempo necesario para descreer de semejante herejía.
De todas maneras, a la distancia, y a casi 30 años de su edición, decidí volver a releer la nota, y hay párrafos que por momentos, no pueden ni tan siquiera sonar graciosos, así que si pueden, péguenle una leída para confirmar al cantidad de barbaridades, como la confirmación de que en los próximos meses, habría de materializarse el encuentro para la grabación de lo que supuestamente Julito había bautizado como “bolero eléctrico”. Y lo que no tiene desperdicio es el final de la nota, donde desde el púlpito, el redactor dicta la sentencia de muerte de la banda con un lacónico "Que en paz descanses, Judas Priest". Sin palabras....
Cuenta la leyenda que el encuentro entre el cantante español y la banda se produjo en Ibiza, donde ambos coincidían en un estudio registrando material para sus respectivos discos. Halford y los suyos le estaban dando forma a Turbo, y supuestamente un tema que finalmente quedó fuera del disco habría sido el elegido por el inefable Iglesias para adaptarlo al español y finalmente grabarlo. Se trata de la balada Prisioner Of Your Eyes, que con el tiempo formaría parte de le reedición de Screaming For Vengance en 2001, como bonus track.
"La verdadera historia sobre esto es que nosotros estábamos grabando en las Bahamas y Julio Iglesias lo hacía en un estudio adyacente. Recuerdo que hicimos una canción que no fue incluida en el trabajo final de Turbo, la canción era “Prisoner Of Your Eyes”. Por lo que puedo recordar, Rob estaba cantando el tema en el estudio y Julio lo escuchó y dijo a uno de nuestros técnicos, “quiero cantar en esta canción!” Pero en realidad, nunca sucedió". Son las palabras que dijo Ian Hill al respecto en una entrevista, en ocasión de la primera visita a nuestro país, a fines de los noventa.
Hoy, a la distancia, una nota sin dudas para volver a descreer de aquella fehaciente fuente de información metalera que supo acompañarnos en los ochenta. Que lo disfruten !


4 comentarios:

  1. jaja, revisando todas las revistas que tengo en mi casa, encontré esta metal digna de una placa de crónica, y quise chequear la info de nuevo, la verdad era lo único que podías leer en lo que a metal se refiere y no existia internet para corroborar. el pasado 14 se cumplió un aniversario de turbo,. Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Alguna vez escuché por ahí que lo que pasó fue que la gente de Metal basó su información en una sección de una revista de afuera (no recuerdo cual) que era algo así como lo que fue en Madhouse la sección "Ñu". Sólo que en la redacción de Metal no se dieron cuenta que era un chiste.
    No me consta que haya sido exactamente así, pero no me extrañaría.
    Por cierto, no da para un post con algún escaneo de "Ñu"? Recuerdo haberme reído mucho leyéndo esa sección.

    ResponderEliminar
  3. En el metal tambien habia periodismo basura y desde hace años.

    ResponderEliminar
  4. ahora da risa pero por entonces tenía amigos que NO escucharon Judas Priest porque era una banda que había traicionado al metal y bueno lo que se perdían.

    ResponderEliminar